Técnicas básicas de BJJ para principiantes
/
/
/
Técnicas básicas de BJJ para principiantes

¿Quieres aprender jiu-jitsu brasileño y no sabes por dónde empezar? Aunque te recomendamos tomar clases en una academia, nunca está de más ir a la práctica con un poco de información extra y un mejor control de tus movimientos. ¡En este post conocerás lo básico para empezar a practicar BJJ!

Conceptos básicos: guardiero y pasador

Antes de comenzar, debes saber que en el jiu-jitsu hay dos tipos de posiciones principales: el pasador (el que pasa la guardia) y el guardiero (el que la hace):

  • El guardiero: es el que se encuentra en el suelo, y su posición para dominar al oponente (el pasador) es la guardia, que consiste en impedir su movimiento al tener rodeada su cadera entre tus piernas.
  • El pasador: es el que se encuentra sobre el guardiero, y puede dominar a este último siempre y cuando no esté sometido en una llave de guardia.

Por lo general, hay peleadores que tienen más facilidad para el pase de guardia y otros para la guardia. Solo se trata de ser persistente en tu entrenamiento y aprender cómo liberarte del oponente y someterlo de acuerdo a la posición que tengas.

Te aconsejamos que, si vas a practicar desde casa, seas muy cuidadoso con la persona que se ha ofrecido a hacer de tu conejillo de indias, e indícale la señal de tapeo (golpes repetidos con la palma) cuando empiece a sentir dolor.

Ahora sí, empecemos con las técnicas básicas con las que puedes empezar a practicar.

5 técnicas básicas y efectivas para practicar BJJ

1. Pase de guardia cerrada

Si estás de pasador y tu rival te tiene de guardia cerrada, es cuando él tiene el control de la situación. Nuestro objetivo principal es salir de allí lo antes posible, y esta es una de las primeras técnicas que nos enseñan cuando estamos empezando en el BJJ.

Lo primero que debes hacer es ponerte firme en tu posición, pues no debes dejar que tu rival te haga inclinar hacia abajo para hacerte una llave de sumisión.

Para librarte con esta técnica deberás tener en cuenta los siguientes pasos:

  1. Mantente firme y bloquea los movimientos de tu oponente en su tronco superior y su cadera agarrándote de su kimono y presionando con tu peso.
  2. Levántate un poco y lleva su cuerpo debajo de sus rodillas. A continuación abre las piernas en lateral para que sus piernas estén más separadas y así poder deshacer la guardia cerrada con más facilidad.
  3. Haz presión sobre su rodilla usando tu propio peso a tu favor para evitar cansarte.
  4. Una vez hayas separado sus piernas coloca una rodilla sobre uno de sus muslos. De esta manera podrás levantarte colocando todo tu peso sobre su muslo y sacar el primer pie.
  5. Sin quitar la rodilla, lleva uno de sus brazos hacia tu cuerpo agarrando la manga de su kimono y apoya todo el peso de tu cuerpo sobre su pecho. Esto te dará la oportunidad de hacer la posición de los 100 kg y lograr una sumisión.

2. Posición de los 100 kilos

Esta posición pone en gran ventaja al pasador, y consiste en inmovilizar en el suelo al oponente (guardiero) poniendo todo nuestro peso sobre él con una llave alrededor de su cuello que lo haga tapear (rendirse) rápidamente debido a la estrangulación o luxación.

Existen diferentes modalidades o variaciones de esta posición, y todas son muy efectivas y son sencillas de hacer (sobre todo si tienes buen peso corporal).

3. Salida de la posición de 100 kilos

Aunque parezca difícil, es posible salir de la posición de los 100 kilos con la suficiente práctica y agilidad. Tu objetivo será separar su cuerpo del tuyo, y para ello deberás levantar tu cadera apoyando tus dos pies en el suelo y metiendo un codo entre tu oponente y tú. Una vez lo logres, haz una fuga de cadera (girar la cadera hacia afuera) y metes la rodilla para hacer una palanca y deshacerte de su agarre.

Aquí tienes un video que lo explica con más detalle:

4. Derribo de una sola pierna

No puede haber una lista de técnicas básicas de jiu-jitsu brasileño y no hablar del derribo. Cuando inicia un enfrentamiento, generalmente el que derriba es el que lleva la ventaja en la posición siguiente, y por esta razón es muy importante aprender a hacerlo. En este caso, el derribo de una sola pierna es el más sencillo para los que están comenzando en el deporte.

Esta técnica también tiene varias modalidades, y todas consisten en levantar la pierna de tu oponente para derribarlo. Observa los pasos en el siguiente video:

5. Llave de brazo desde la guardia

Si estás en posición de guardia, no puedes esperar a que tu oponente realice técnicas para liberarse. En todo caso, la llave de brazo es de las más básicas y útiles para inmovilizarlo y someterlo cuando aún tienes tiempo.

Se trata de retener su antebrazo en tu pecho con ambas manos (por lo general te agarrará de las solapas del kimono para que no puedas levantarte y realizar otras técnicas) y luego poner una pierna sobre su cadera a modo de palanca. Te deberás ayudar con tu otra pierna para acercar su cuello hacia la que tienes en su cadera, y una vez lo tengas cerca podrás pasar esa pierna al otro lado de su cuello, de manera que tengas rodeados sus dos brazos entre tus piernas. A partir de aquí, bastará con un simple levantamiento de cadera para hacer que tu oponente se rinda.

Este movimiento queda mejor explicado con un video:

Share this post

Start typing and press Enter to search

Carrito

No hay productos en el carrito.