Kick boxing: definición, historia y beneficios
/
/
/
Kick boxing: definición, historia y beneficios
hombres practicando kick boxing

Dentro de las artes marciales mixtas existen numerosas variaciones con características y formas de combate distintas. El kick boxing es una de las más destacadas, y cada vez son más los deportistas que se unen a esta interesante disciplina.

Si ya estás en el mundo de las MMA o estás pensando en practicar alguna de sus alternativas, el kick boxing podría ser una opción ideal para ti. En este artículo te diremos desde la definición hasta el atuendo que necesitas para empezar en este deporte de contacto.

¿Qué es el kick boxing?

El kick boxing es un deporte de combate de pie que combina los puñetazos del boxeo con las patadas del kárate y del muay thai. Esta fusión entre disciplinas la convierten en una de las más llamativas de las artes marciales mixtas.

Aunque existen algunas opiniones que aíslan al kick boxing de las MMA, su amplia difusión dentro de este mundo confirman que sí forma parte de él tanto como las otras disciplinas. De hecho, es kick boxing es una de las más populares por sus beneficios y la contundencia de sus movimientos.

Es importante destacar que el kick boxing no es considerado un arte marcial formativo en Japón (como sí lo es el kárate). Esto se debe a que no se busca la excelencia ni la perfección en sus técnicas como otras artes marciales antiguas, pero —por supuesto— no es algo que le reste popularidad en las MMA.

Historia del kick boxing

fotos de Naront Siri y Osamu Noguchi
Naront Siri / Osamu Noguchi

El origen del kick boxing se remonta a los años 60 en Tailandia, donde Osamu Noguchi y Naront Siri coincidieron en torneos de boxeo y muay thai.

Noguchi fue en sus tiempos un gran boxeador japonés, aunque ya no peleaba debido a una lesión en la espalda que lo incapacitó. Siri, por su parte, enseñaba y competía en torneos de muay thai, y ambos conocieron a Masutatsu Oyama, un reconocido maestro de kárate.

Después de algunos combates en Tailandia, el japonés quiso adaptar el muay thai en su país de origen, por lo que optó por la ayuda de Siri y Oyama. Una vez reunidos los tres maestros, decidieron unificar las técnicas de sus respectivas disciplinas en una sola.

Así fue como Osamu Noguchi, Naront Siri y Masutatsu Oyama se convirtieron en los fundadores del kick boxing (que primero se llamó karate boxing).

Decididos a idear un nombre más propio —pues el término «karate» lo hacía impopular en japón—, optaron por unir las palabras anglosajonas «kick» (que significa patada, haciendo referencia a las patadas del karate y el muay thai) con «boxing» (de boxeo).

De esta manera, en 1968 el kick boxing comenzó a popularizarse en Japón. Incluso fue en ese mismo año cuando se creó la federación pionera de esta disciplina en el mencionado país.

Con el pasar del tiempo las técnicas del kick boxing se adaptaron a las reglas occidentales, esas que no permiten agarres en el cuello, golpes de codo ni ningún otro ataque que pueda poner en riesgo a los contrincantes.

chicas practicando kickboxing

¿Para qué sirve?

El kick boxing sirve como mecanismo de autodefensa, además de que contribuye al aumento y consolidación de la fuerza, la agilidad, los reflejos, la constancia, la flexibilidad y la autoconfianza. Todos estos aspectos hacen al kick boxing útil tanto de la vida diaria como dentro del atletismo.

En este sentido, tanto los entrenamientos de las academias como los tres minutos que dura cada asalto en la jaula son momentos que sirven para lograr la ansiada conexión mente-cuerpo en los atletas.

Y como ocurre con todas las artes marciales, esta disciplina también contribuye a una considerable mejora de las aptitudes y la apariencia física.

hombre practicando patada de kick boxing con chica

Beneficios del kick boxing

Como mencionamos al principio, los beneficios del kick boxing son los principales responsables de la increíble popularidad que ha ganado en los últimos años. Si aún no te has decidido por este deporte, después de leer sus ventajas seguro que no quedarán dudas de tu elección.

Ayuda a la pérdida de peso

La quema de calorías y, por ende, las bajadas de peso son otras de las ventajas que tienen las prácticas de kick boxing. Aunque todo puede variar dependiendo de la academia de entrenamiento, lo más común es que las rutinas de esta disciplina duren de 60 a 90 minutos con calentamiento incluido.

Estas sesiones comienzan con saltos de cuerda, siguen con estiramientos y pequeños ejercicios que prepararán al cuerpo para el combate. Después vienen los asaltos, cuyos golpes y patadas pueden llegar a quemar hasta 800 calorías.

Mejora el sistema respiratorio y cardiovascular

El kick boxing ayuda a mejorar el sistema respiratorio y cardiovascular gracias a la intensidad de sus técnicas. De hecho, es una de las mejores opciones que tienen las artes marciales mixtas para el desarrollo y el control de la respiración (que a su vez se reflejará en la salud cardiovascular).

Fortalece los músculos

Los deportistas que practican el kick boxing pueden lograr un fortalecimiento muscular que puede mantenerse en el futuro con facilidad.

Esto se debe a que este deporte de contacto requiere la inclusión de todas las cadenas musculares para ejecutar las técnicas de combate. Después de un tiempo, es común que los atletas tengan las piernas, el abdomen y los brazos en excelentes condiciones físicas.

dibujo explicativo de forma de los músculos en patada de kick boxing

Disminuye el estrés y mejora el ánimo

No es un secreto que la vida diaria está repleta de estrés, y una de las mejores maneras de liberarlo es practicando deportes (preferiblemente uno de combate). En este sentido, el kick boxing es una buena opción para liberar adrenalina mientras te pones en forma, lo que en consecuencia mejora tu estado de ánimo.

Atuendo para practicar kick boxing

En el kick boxing (así como en todos los deportes de MMA) es necesario contar con el equipamiento necesario para prevenir accidentes. A continuación te dejamos una lista de los implementos con los que debes contar si vas a practicar kick boxing:

  • Vendas para las manos: proteger los nudillos es sumamente importante en cualquier disciplina que incluya puñetazos. Te recomendamos ponerte las vendas en las manos a partir del calentamiento.
  • Guantes de boxeo: por supuesto, los guantes de boxeo no pueden faltar para asegurar una mayor protección. Eso sí, debes elegir los de kick boxing que se adapten a tu altura y a tu peso, por eso te recomendamos adquirirlos en una tienda especial.
  • Protectores de piernas: garantizar la protección de la pantorrilla y el empeine de las piernas es fundamental. Para ello existen unas piezas fabricadas en goma espuma o gel, las cuales también te aconsejamos comprar en lugares especializados.
  • Protector bucal: los golpes en la mandíbula no solo afectan a los dientes, sino que también pueden provocar lesiones en la columna y en el cerebro. Para evitarlo solo tendrás que comprar un protector, hervirlo durante 15 segundos y adaptarlo a tu dentadura.
  • Casco: los ataques del kick boxing pueden llegar a la cara, así que lo mejor será que optes por un casco integral. Estos se amarran en la barbilla y tienen protección extra en los pómulos y la barbilla.

A estos equipamientos debemos sumarle, claro está, un short deportivo cómodo que permita la mayor movilidad. Ahora que conoces todo sobre el kick boxing, ¡no tenemos dudas de que puede convertirse en tu disciplina favorita de las artes marciales mixtas!

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Carrito

No hay productos en el carrito.